UÑAS DE VERANO

UÑAS DE VERANO

Escoge el estilo que quieras, o prueba todos, ponle tu personalidad y tus colores favoritos; lo más importante es que le saques ventaja a estas tendencias y presumas unas manos divinas en todo momento.

Arcoíris de colores: Los colores en esta temporada tienen que ser brillosos, totalmente intensos y que resalten. La paleta de colores va desde el naranja mandarina hasta el potente azul rey. Así que escoge tu color favorito, la gama es enorme, solamente recuerda que debe brillar y ser un sólido alegre e intenso.

No solo uno: ¿Qué pensarías de usar varios tonos en un mismo manicure? Ya sea que pintes cada uña con un esmalte distinto dentro de una misma gama o te hagas un manicure con base neutra y colores variados en la punta ¡Pruébalo!
The dark side: Los colores oscuros se ven bien en todos los tonos de piel, en cualquier largo de uñas y con cualquier look. No guardes tu vino consentido ni tu azul marino favorito.

Menos es más: ¿No sabes qué color usar? Los neutros son totalmente infalibles y siempre te harán ver elegante. Un barniz nude es el mejor aliado para todas, si no te haz animado a probarlo te sugerimos que lo hagas, te verás impecable.

Juego geométrico: Si tienes ganas de probar un estilo un poco más dramático, tienes que optar por formas geométricas. Círculos, cuadrados o líneas que decoran una uña de tu manicure o todas a la par, son una opción obligada para el verano. Procura que el color base y el de las figuras sean totalmente opuestos, lucirá más.
Metal: Estos tonos se llevan el lugar #1 en obligados por excelencia en este 2017. Desde el estilo de holograma, las uñas de espejo y hasta dorados súper brillantes; los metálicos son uno de nuestros favoritos del momento.

El francés reinventado: El manicure francés es algo que hemos visto por años, no podemos decir que nos ha aburrido ya que hoy en día es un clásico. Este año este estilo da un giro total, colores diversos en las puntas, tonos metálicos y hasta  líneas irregulares decorarán las puntas de tus uñas.

Sweety pie: Los colores pastel son los más conocidos para la época de calor y la verdad es que nunca fallan. Ya sea que prefieras un tono lila o un durazno más acaramelado, cualquiera de ellos será perfecto para el verano.