CÓMO SABER SI ESTÁS DESHIDRATADA

CÓMO SABER SI ESTÁS DESHIDRATADA

Tener sed es el síntoma más obvio de que te urge tomar agua, pero hay otros menos obvios que también pueden indicar deshidratación.


¿Te duele la cabeza?
Durante el día pierdes líquidos y sales minerales, los vas consumiendo para vivir y para hacer cosas. Si no los repones tomando agua, el volumen de la sangre cae y disminuye la cantidad de oxígeno que llega al cerebro. Esto se convierte en un dolor de cabeza. 

¿Estás cansada?
Cuando disminuye la cantidad de oxígeno que le llega a tu cuerpo (como consecuencia de la falta de líquidos), los nervios y los músculos se empiezan a apagar para guardar reservas. El cuerpo es súper inteligente, y se protege para sobrevivir más tiempo sin que le des agua. Por eso el estar deshidratada te hace sentir cansada.

¿Tu piel está perdiendo elasticidad?
La piel tiene capacidad para estirarse, pero cuando lo hace, necesita rellenar los espacios que se hicieron grandes, si no se rompe. Para rellenarlos necesita agua. Si te deshidratas, haces que la piel se rompa, que se vea opaca y que se seque.

¿Sientes que tus antojos aumentan?
Probablemente sientes que te mueres de hambre y te podrías comer cualquier cosa, lo que pasa es que no has tomado agua. Antes de comerte el pastel completo, toma agua y espera a que pasen 15 minutos, seguramente se te quita.

¿Estás estreñida?
Para que tu digestión funcione adecuadamente necesitas estar bien hidratada. El intestino absorbe muchísima agua para su funcionamiento. Si no le das lo suficiente al sistema digestivo, podrías sufrir estreñimiento.
Toma dos litros de agua al día. Ponle sabor para disfrutarla más y deja que tu cuerpo funcione como debe.